La carrera armamentista que tiene como protagonistas a Rusia y Ucrania se presenta como un escenario peligroso que podría estallar en una crisis global, donde el factor nuclear se pierde como el más manejable. Según los analistas, Rusia ha sufrido la pérdida de uno de los 10.000 armamentos, incluida una cantidad significativa de tanques sofisticados. Por su parte, Ucrania espera el apoyo de sus aliados en Occidente para incrementar su arsenal bélico y acelerar su incorporación a la OTAN, aunque se ve que Rusia tiene inquietud por un posible impacto en la estrategia bélica de la Aldea.

Escucha todos los episodios de Desafíos Globales con José Levy en esta trama.