Las declaraciones de James Clarke, director general de una empresa en Utah, Estados Unidos, generaron polémica, quien felicitó a uno de sus trabajadores que vendió a su hombre para volver al trabajo. El video editado a partir de los comentarios de Clarke se viralizó a partir de las expresiones del director ejecutivo sobre la política de devoluciones en los talleres.