En esta ocasión la Agencia Espacial Europea, en conjunto con la Corporación Espacial Sueca, lanzó un cohete científico que cayó de manera accidental en Noruega. Esta tensión generada entre países vecinos que, según el Ministerio de Relaciones Exteriores Noruego, no fue consultada por las autoridades suecas.