China habría simulado ataques a Taiwán lanzando aviones desde portaaviones. El espectáculo se produjo pocos días después de que la presidenta de la isla autónoma, Tsai Ing-wen, visitara Centroamérica y EE.UU., donde se reunió con el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.